Razones para pensar en estrategia de comunicación en vez de piezas

Antes de redactar este artículo lo primero que hice fue preguntarles a varias personas cuál es el significado de la palabra estrategia y al no obtener una respuesta clara comprendí que muchos utilizan este término sin entender a profundidad lo que representa. Por esto, inicio este texto con su definición:

La palabra estrategia se deriva del latín strategia, que a su vez procede de dos términos griegos: stratos (“ejercito”) y agein (“conductor”, “guía”). Por lo tanto, el significado primario de estrategia es el arte de dirigir operaciones militares.

El concepto de estrategia también se utiliza para referirse al plan ideado para dirigir un asunto y para designar al conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento. En otras palabras, una estrategia es el proceso seleccionado a través del cual se prevé alcanzar un cierto estado futuro.

La mayoría de las veces que un cliente me pide apoyo para desarrollar un proyecto de comunicaciones internas me solicita piezas (mailing, pendones, afiches, etc) y no estrategias. Por esto, después de escucharlo atentamente mi siguiente intervención es una pregunta: ¿Estás seguro de que esta pieza es el mejor medio para movilizar a su recurso humano?

En realidad, una pieza de comunicación funciona cuando se desprende de una estrategia, la cual define el concepto creativo y los medios idóneos para entregar el mensaje dependiendo del público objetivo. De esto se trata implementar una comunicación interna estratégica.

como hacer una estrategia de comunicación

Razones para pensar en estrategia y no en piezas

  1. Garantiza una inversión y no un gasto. La comunicación se vuelve inversión cuando hay un plan que la respalde.
  2. Mayor efectividad y eficiencia en los recursos de comunicación interna. Las personas tendrán claro cuál es el mensaje que se quiere comunicar y qué es lo que la organización espera de ellos para alcanzar un objetivo específico.
  3. Disminuye presupuestos. No siempre la comunicación interna debe impactar a toda la organización. Analizar los flujos de información te sirve para entender cuáles son las áreas más vulnerables a cierta información y administrar los recursos.
  4. Aumenta la probabilidad de que las personas participen en actividades clave y conecten con la organización.
  5. Muestra resultados. En la medida en que esté claro cuál es el objetivo del proyecto se podrán diseñar indicadores, mostrar cómo están los procesos y los cambios de comportamiento en los colaboradores.
  6. Mayor seguimiento. Tener claro cómo se está informando, educando o sensibilizando es importante para corregir y reforzar comportamientos.

La comunicación interna es una herramienta de alienación del trabajador. Cuando conozcamos su real poder para el cumplimiento de los objetivos dejaremos de pensar en piezas y comenzaremos a diseñar estrategias y solo hasta entonces estaremos realmente movilizando el talento humano y demostrando en la organización excelentes resultados.

compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *