Todo entra por los ojos

La decisión de compra de un negocio online depende de la presentación de los productos y servicios. Cada día son más las empresas y personas que se lanzan al mercado online, lo que hace indispensable invertir en una imagen de buena calidad, provocativa y clara para el potencial cliente. Te imaginas que empresas como Avon hicieran fotografías caseras de sus maquillajes ¿Venderían igual? Mmm… no lo creo.

Todo entra por los ojos y al parecer esta premisa está clara desde el siglo XX cuando nació la fotografía publicitaría. Desde sus inicios su función ha sido incitar, seducir y poner al consumidor en la dirección de un producto o servicio.

Hoy quiero darte varias razones por las cuales es indispensable invertir en una buena producción fotográfica; el por qué debes incluir este costo dentro del presupuesto de Marketing.

Primero, porque es la primera impresión que tiene el cliente de tu producto. Es tu cara frente al cliente. No existe la oportunidad de una conversación inicial que pueda influenciar en su decisión de compra.

Segundo, te diferencias de tu competencia. La mayoría de las personas que venden por redes sociales o páginas especializadas utilizan fotografías caseras. Incluir en tus publicaciones fotografías profesionales te harán resaltar inmediatamente.

Tercero, puedes aumentar los precios. Con una buena imagen le estás trasmitiendo a tu cliente potencial calidad, seriedad y buen servicio, atributos que hacen justificable un aumento en la inversión.

Cuarto, tener fotografías reales de tus productos y servicios le da confianza al consumidor para tomar la decisión de comprar. No estoy en contra de los banco de imágenes, pero nunca será igual el impacto que recibe el cliente potencial si ve a tus empleados protagonizando las imágenes de tu página web o si muestras los productos que vendes con una buena fotografía.

Si tienes un negocio online, definitivamente es indispensable contar con fotografías profesionales que disparen la curiosidad y el deseo del consumidor. Una imagen publicitaria se basa en la información y en la seducción para conseguir sus objetivos. Detrás de cada imagen hay un mensaje, una estrategia de marketing y una producción fotográfica que hace posible la conexión entre el producto y el espectador.

compártelo: